El proceso de enseñanza como modelo del proceso de aprendizaje.
Posted on: April 28, 2016, by : ejimenez

La resistencia al cambio es una constante de la naturaleza. Los y las docentes no son la excepción a esta regla universal y al tener que afrontar cambios en sus procesos de enseñanza pueden ser víctimas de esa tendencia natural. Los procesos de implementación de tecnología tienden a ser particularmente sujetos de estas reacciones dada la gran cantidad de variables, en ocasiones, no controladas por los docentes. ¿Qué hacer entonces? ¿Cómo garantizar un proceso de enseñanza con uso de tecnología que el o la docente no maneja?

La expectativa general con nuestros estudiantes es que al confrontar una situación desconocida tengan la suficiente confianza en sí mismos como para buscar una estrategia que les permita enfrentar la situación con éxito. Dicha estrategia con frecuencia implica procesos de búsqueda e indagación para alcanzar las habilidades necesarias para el desempeño esperado. Se pretende además que los estudiantes permitan que aquellos otros estudiantes que ya poseen la destreza puedan servir de guías para aquellos que aún tienen un camino por recorrer y que aquellos que necesitan ayuda sean capaces de pedirla.

Al enfrentarnos con los cambios en nuestras realidades docentes convendría adoptar esas actitudes tan deseadas en nuestros estudiantes. Por un lado, es necesario desarrollar una cultura de la indagación, del buscar para hallar, aquellas informaciones que facilitarán los procesos de transición. La colaboración es vital, crear una cultura institucional en el que todos y todas somos copartícipes de los procesos de cambio y en la que por lo tanto todos seamos corresponsables del éxito o fracaso del mismo. Garantiza que haya un espacio libre de prejuicios en el que los y las docentes puedan pedir la ayuda necesaria.

Lograr que los procesos que los docentes siguen en su accionar diario sean modelos de lo que se espera de los estudiantes, es hoy una necesidad más apremiante que nunca. Abrazar los procesos de cambio, aún cuando estos nos infundan miedo es imperativo. El docente es responsable de ser el modelo a seguir por parte de los estudiantes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *